LAS ALMAZARAS DE LA PENINSULA SE ESTÁN QUEDANDO SIN ACEITE DE OLIVA.

Los precios en origen en la calidad de aceite virgen extra se sitúan ya por encima de los 4 euros por kilo.

Las existencias de aceite de oliva se agotan en las almazaras, mientras que las envasadoras atesoran el poco aceite que queda y que está llamado a abastecer los mercados hasta que comience a entrar la producción de la próxima cosecha.

Ante esta situación, los precios en origen en la calidad de virgen extra se sitúan ya por encima de los 4 euros por kilo. Así ha quedado reflejado en el último informe sobre el mercado del Aceite de Oliva y Aceituna de Mesa con datos a 31 de julio de 2015 de la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA).

Las existencias de aceite de oliva a 31 de julio eran de 330.700 toneladas. De esta cantidad, 143.000 toneladas están en almazaras, 4.300 toneladas en el Patrimonio Comunal Olivarero y 183.400 toneladas en manos de los envasadores.

El portavoz y gerente de Asaja-Jaén, Luis Carlos Valero, ha destacado que “a día de hoy, las existencias en envasadoras son más altas de las que hay en almazaras, algo que nunca se había producido”.

Asimismo, ha señalado que aunque falta un mes para el inicio de la siguiente campaña “tal y como venimos diciendo en Asaja desde el pasado mes de abril, no habrá enlace de campaña porque, técnicamente la existencias van a ser nulas”.

En el informe de la AICA destacan también las salidas al mercado en el mes de julio que han sido de 107.500 toneladas, mientras que la propia AICA ha estimado unas importaciones de 11.000 toneladas. En el último mes, la tendencia del precio del aceite ha sido al alza.

“Con la escasez de producto y la falta de lluvias, el precio ha seguido en su escalada y, en casos como el virgen extra, ha superado de sobra la barrera de los cuatro euros por kilo. Las ventas se han mantenido como en semanas anteriores, saliendo a un ritmo constante, pero escaso, para abastecer a un mercado ávido de un oro líquido que se acaba en las bodegas”, ha indicado Valero.

Asimismo, ha reiterado la necesidad de “regular el mercado del aceite de oliva” para evitar dientes de sierra en los precios que perjudican “enormemente” al consumo. “Corremos el riesgo de que al final el consumo se desvíe a otras grasas y luego es muy difícil, por no decir prácticamente imposible, recuperarlo”, ha insistido portavoz y gerente de Asaja-Jaén.

Desde esta organización agraria consideran que no va a haber desabastecimiento de aceite de oliva porque “el mercado se está regulando exclusivamente por la ley de la oferta y la demanda”.

Los precios han traspasado la barrera histórica de los 4 euros y ya “son muchos los consumidores los que directamente quedan excluidos porque no pueden afrontar los precios del mercado”.

Las miras están ahora puestas en la próxima campaña y en la necesidad de que lleguen las lluvias para garantizar una cosecha que, según Valero, podría ser “media-alta” si finalmente se comporta la meteorología y llegan las ansiadas lluvias.

FUENTE: AGROALDEA

Martes, Octubre 6, 2015