Agricultura trabajará con el sector para defender el precio final de sus productos exportados y abrir nuevas vías de negocio

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha hecho hincapié en la labor que está desarrollando su Departamento en cuanto a la eliminación de trabas burocráticas, “que suponen un obstáculo al crecimiento económico del sector agroalimentario”, y respecto a la agilización de la gestión de ayudas, licencias y trámites “que son cruciales para el funcionamiento diario de las empresas andaluzas”. Crespo ha apuntado que el Gobierno actual ha desbloqueado y asignado ayudas por un valor total de 138 millones de euros entre las que se encuentran incentivos para la agroindustria, las que respaldan la incorporación de jóvenes al sector agrario y aquellas dirigidas a un nuevo Plan de Caminos Rurales.

Durante su intervención en el II Congreso Agroalimentario de Andalucía celebrado en las instalaciones del Instituto Europeo de la Alimentación Mediterránea (Ieamed), Carmen Crespo ha afirmado que esta actuación de la Consejería es “un reto que hemos asumido desde el primer momento por estar convencidos de que ello nos hará ganar más músculo empresarial y general nuevas oportunidades de negocio”. En cuanto al encuentro, ha resaltado que en él se premian la innovación, el liderazgo, la excelencia en los productos y el emprendimiento de las empresas andaluzas, cuestiones que inciden en “la fortaleza y el enorme potencial que el sector agroalimentario representa en Andalucía”.

La consejera ha resaltado que entre los principales objetivos del Gobierno andaluz está “dotar de mecanismos” y poner en marcha acciones “para incrementar la competitividad de un sector estratégico para Andalucía”, y ha afirmado que su Departamento está “poniendo el acento en cuestiones que nos ayudarán a dar respuesta a las demandas del sector para su adaptación a unos mercados cada vez más globalizados y exigentes”. 

En este sentido, la consejera ha apostado por reforzar la producción ecológica para “exportar más y mejor” y para ello es fundamental “fidelizar mercados y abrir otros emergentes”. Y consciente de las dificultades por las que atraviesan algunas producciones como los cítricos, el aceite de oliva o la aceituna de mesa, Crespo ha anunciado que la Consejería va a poner en funcionamiento un grupo de trabajo para crear vínculos entre las empresas a la hora de exportar sus productos, “defender el precio final y generar nuevas vías de negocio”

En concreto, Crespo se ha referido a los posibles efectos del Brexit en las exportaciones agroalimentarias andaluzas, que han comenzado el año registrando un crecimiento de más del 7% con respecto al mes de enero de 2018. En total, Andalucía ha exportado alrededor de 776.000 toneladas de bebidas y alimentos por valor de más de mil millones de euros en el primer mes de 2019.  “No podemos relajarnos”, ha comentado la consejera, que explicado que la Junta de Andalucía trabaja en un plan que permita al sector “saber a qué atenerse”, con el fin de “anticiparse al efecto que pueda causar en nuestras exportaciones”. 

Miércoles, 3 Abril, 2019