La Agencia de Información y Control Alimentario (AICA) difunde en las Comunidades Autónomas las actuaciones que desarrolla para el control de la Ley de la cadena alimentaria

La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), inicia mañana una ronda de presentaciones en las Comunidades Autónomas, para dar a conocer las actuaciones que lleva a cabo en el control de la Ley de la cadena alimentaria. Estas presentaciones, que comenzarán mañana en Andalucía, se realizarán mediante ruedas de prensa con medios locales y regionales, ofreciendo información específica de cada Comunidad Autónoma. La Agencia es un organismo dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que supervisa y vela por unas relaciones comerciales justas entre agricultores y ganaderos, industrias de la alimentación y empresas de distribución del sector agroalimentario. Está formada principalmente por un cuerpo de inspectores que actúa como agentes de la autoridad, que supervisa tanto a ganaderos y agricultores como a industrias de la alimentación y empresas de distribución. Es, por tanto, un organismo neutro e imparcial, comprometido con el sector agroalimentario.

AICA actúa por iniciativa propia o a través de las denuncias recibidas, supervisando el cumplimiento de la Ley de la cadena alimentaria, vigilando que haya contratos por escrito entre las dos partes; que se pague a tiempo y que no existan abusos en las negociaciones.

Todo el proceso de control se realiza a través de su cuerpo de inspectores que solicita información, visita presencialmente a todos los eslabones de la cadena agroalimentaria, analiza la información y, en caso de incumplimiento de la Ley, se imponen multas.

La Agencia también gestiona y analiza los datos de producción del mercado del aceite de oliva y del vino (cantidad, existencias, exportaciones…), trabajando junto con las CCAA para elaborar planes de controles. También es fuente de información de los mercados del aceite, la leche y el vino.

ACTIVIDAD EN 2017

En 2017 la Agencia intensificó su labor con un total de 1.882 inspecciones de oficio, de las 3.669 llevadas a cabo desde el comienzo de su actividad inspectora en 2014,  y 573 sanciones.

Los datos de la actividad de la Agencia muestran que el incumplimiento de los plazos de pago concentra el 44% de las multas durante estos cuatro años, siendo la distribución comercial (mayoristas y minoristas) y el sector de la industria alimentaria los que se reparten casi a partes iguales las sanciones.

Por eslabón de la cadena, la industria alimentaria concentra 424 de las sanciones impuestas, una cifra similar a la suma de las de la distribución mayorista (232) y la distribución minorista (248). Por sectores, frutas y hortalizas con 287 sanciones, y lácteo con 265, son los más sancionados, mientras que por tipo de infracción, el incumplimiento de los plazos de pago es en el 44% de los casos (409) el motivo más frecuente de sanción, seguido de la reincidencia al cometer más de una infracción (244) y la ausencia de contratos (167).

AICA se consolida así como organismo imprescindible y referente en el control de la Ley 12/2013, de 2 de agosto, de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria.

Miércoles, 21 Febrero, 2018