El cultivo del “oro verde” crece

Cuatro años de un intenso trabajo. Un grupo de agricultores olivareros dieron el paso en 2014 de asociarse para apostar por un cultivo nuevo en la provincia, tras seis años de estudio de la viabilidad del pistacho. “Contamos con el clima idóneo para su desarrollo, la maquinaria adecuada que además es la misma que se utiliza en la recogida de la aceituna, la campaña es en septiembre, con lo que no se pisan, y se trata de un fruto seco muy valorado y con muy buen precio”, explica Julián Navarro, presidente de la asociación Appistaco. En estos cuatro años, reconoce, han desarrollado un ingente trabajo, con la celebración de numerosas jornadas informativas, reuniones y viajes. “Pero ha merecido la pena”, apunta. Y es que la asociación, que partió de 0, ya cuenta con unas 500 hectáreas plantadas en el 80% de la provincia de Jaén —en todas las comarcas hay plantaciones—, con la previsión, este año, de plantar otras 200, y otras provincias se están sumando al proyecto. También han crecido en cuanto a socios, y de hecho ya son 280.

“Contamos con un gran asesoramiento técnico para garantizar el éxito del cultivo y, antes de plantar y hacer la inversión, se estudia la finca en cuestión si es viable o no”, subraya Navarro. Además organizan cursos de poda, injerto, manejo o abonado, entre otras técnicas, para que los agricultores aprender a manejar sus plantaciones, y tienen un acuerdo con la Caja Rural de Jaén para financiar las plantaciones los primeros seis años, de tal forma que los agricultores no tengan que hacer la inversión inicial hasta que entre en producción.

“Diputación Provincial de Jaén nos apoya asumiendo el asesoramiento técnico y subvencionado las plantaciones, lo que supone una gran ayuda”, puntualiza. Sin olvidar al Ayuntamiento de Navas de San Juan, que ha cedido unas naves para crear una planta de procesado, de forma que el máximo rendimiento se quede “en el bolsillo” del agricultor: “Vamos a tener un campo de variedades de pistacho al lado de nuestras instalaciones porque, como cultivo nuevo en la provincia, queremos darlo a conocer, y que las instalaciones no solo estén abiertas durante la recogida, sino todo el año con la obtención de subproductos o la organización de visitas guiadas”. La idea, así, es clara: “Nosotros plantamos, recolectamos y vendemos”. Lo que buscan es conseguir una marca propia de calidad y vender el producto envasado, y en este sentido apunta a que tienen peticiones de grandes empresas europeas e, incluso, de China.

Un proyecto, afirma, que no sería posible sin el apoyo, en este tiempo, de Caja Rural de Jaén, del Ayuntamiento de Navas de San Juan y de la Diputación Provincial de Jaén.

Fuente: Diario Jaén

Lunes, 5 Febrero, 2018