Aluvión de anuncios de aceite de oliva de “garrafón”

Es fácil encontrarlos. Solo hay que coger el móvil —o un ordenador— y buscar en portales que tienen anuncios de compra y venta. Están revueltos con las motocicletas, los pisos, los coches, los muebles y cualquier otra cosa que se pueda comprar o vender. Sin embargo, se trata de aceite de oliva, un producto alimentario que se comercializa por internet con muy pocos controles. “Vendo aceite de oliva casero, no es de cooperativa, sino de mis propias aceitunas...” dice el anuncio que ilustra esta información, que es el mismo que ha seleccionado la Federación Española de Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva) para volver a alertar de esta práctica. “¿Quién controla este producto?”, es la pregunta que se hace este colectivo en una misiva que ha enviado a todas las almazaras de España.

El secretario general de Infaoliva en España, Enrique Delgado, manifiesta: “Se trata de un asunto que nos preocupa mucho. Los consumidores han de tener cuidado porque se trata de un producto que carece de registro sanitario. Tampoco se sabe quién lo ha molturado, dónde, qué calidad tiene la grasa ni existe empresa alguna que se haga responsable”. De hecho, aceptar que se trata de aceite de oliva es una cuestión de fe, ya que nadie certifica que no sea una mezcla de otras grasas, como oliva y palma, por ejemplo. Por otro lado, Infaoliva avisa de que las fábricas no pueden embotellar partidas a personas que —como mínimo— no estén dadas de alta como minoristas. Precisamente, ahora existe una tendencia entre algunos olivareros, que consiste en fabricar su propio aceite de oliva. En cambio, han de tener presente la normativa sanitaria y también la fiscal antes de realizar el experimento. Hace unos años, acudir con un garrafón a la fábrica para llevarse el aceite del año era de lo más normal. Sin embargo, ahora no. Los fabricantes hacen un llamamiento a comprar aceite de oliva con etiqueta y registro, aunque sea del que se sirve para el autoconsumo del olivarero, ya que este también se comercializa con el etiquetado correspondiente.

Fuente: Diario Jaén

Martes, 19 Diciembre, 2017