ESPAÑA, TERRITORIO HOSTIL PARA LOS ENVASADORES DE ACEITE.

Los envasadores que se ven obligados a comprar la materia prima a terceros atraviesan una difícil situación en mercados como el español donde la marca de distribución (MDD) campa a sus anchas —el 62,2% de las ventas—, lo que ha dibujado un entorno muy complicado para lograr ganancias.

Es el caso de Deoleo.

Los precios del granel han sufrido algunas correcciones, pero continúan en niveles altos, remunerativos para los agricultores, cooperativas y almazaras —que creen que estos niveles deberían ser los normales para garantizar la viabilidad de las explotaciones y que no se abandone el olivar— pero difíciles de soportar para algunos industriales, que se están quedando sin márgenes.

Según estimaciones del Consejo Oleícola Internacional (COI), que recogía el viernes Deoleo, en la información que ha aportado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la subida del virgen extra en el período interanual terminado en septiembre, arroja una subida del 51% en España, que es el principal productor mundial y marca por tanto las cotizaciones en los mercados internacionales.

Desde último precio mínimo registrado hace apenas año y medio (mayo 2014), la subida entre éste y el máximo de agosto ha sido del 105%, añade esta compañía, la mayor comercializadora de aceite de oliva del mundo y líder marquista, con referencias tan populares y demandadas por consumidores en varios países como Hojiblanca, Carbonell, Koipesol, Sasso, Carapelli, Bertolli, Montolivo o Figaro.

Sin embargo, avanza que las lluvias de finales de verano “parece que van consolidando las estimaciones para la próxima cosecha situando ésta en España en 1.350.000 toneladas y, según los datos preliminares del COI, la producción mundial se podría situar en 2.900.000 toneladas, un 22% más que la campaña recién terminada”.

Deoleo —que perdió 24,7 millones de euros entre enero y septiembre de este año, un 2,5% más, pese a aumentar un 12% la facturación— reconoce que la prolongación del período alcista de los precios en la materia prima y los incrementos al consumidor “está dando lugar a que varios mercados emergentes de alto margen y potencial hayan detenido, creemos temporalmente, su crecimiento”.

Según el último informe del COI —prosigue Deoleo—, es el caso de Federación Rusa (–30%), Australia (–20%) y Brasil (–6%) al tiempo que en España y otros crece el consumo de aceite de semillas (+5%).

Respecto a la evolución reciente de los precios, algunas subidas y también correcciones en los últimos días en España e Italia. Según el seguimiento de cotizaciones que hace Infaoliva (almazaras), los agentes comerciales colegiados salían a comprar el viernes vírgenes extra picuales a partir de 3,768 euros/kg; vírgenes desde 3,402 euros y lampantes desde 3,218 euros por kilo en adelante.

Mientras tanto, el Sistema de Información de Precios (POOLred) de la Fundación del Olivar recoge 32 operaciones de compraventa entre almazaras y entidades comercializadoras entre el 17 y el 23 de octubre. Pero se operaron solamente 1.169,57 toneladas.

Los vírgenes extra caen un 0,60% respecto a la semana anterior, y se pagan a 3,80 euros/kg, pero remontan los vírgenes y lampantes en un +0,78 y 0,31% hasta 3,35 y 3,26 euros, respectivamente.

Los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) revelan, asimismo, que los aceites de orujo crudo se sitúan en origen a 124,85 euros/100 kg mientras que los de girasol refinado se pagan a 85,63 euros/100 kg.

En Italia caen los precios de todas las categorías, especialmente los lampantes, que retroceden un 5,2% del 12 al 18 de octubre respecto a la semana anterior, y se quedan en 2,87 euros/kg. Los extra vírgenes también se devalúan un 4,3% semanal y cotizan a 4,71 euros/kg, mientras que los vírgenes lo hacen en un –1,4% y rondan los 3,51 euros/kg en este país mediterráneo, según Ismea.

No hay cambios en Grecia —donde los vírgenes extra van de 3,62 a 3,72 euros/kg, los lampantes se sitúan en 2,68 euros y los vírgenes repiten a 3,05 euros/kg— ni tampoco en Túnez, donde la plaza de Sfax marca 3,73-3,83 euros por kilo según variedades.

FUENTE: VALENCIAFRUITS. Ginés Mena. Efeagro

Lunes, Octubre 26, 2015