La grave crisis en los precios del aceite de oliva afecta a todas las partes del sector oleícola, más aún a los encargados de vender el producto, como son las almazaras y cooperativas. Tan alertante es el panorama que viven, que los grandes grupos como Dcoop, Jaencoop e Interóleo no están ofertando, han asumido que estos precios no son rentables y están forzando sin vender porque esperan un repunte en la valía del aceite, según confirmaron desde Infaoliva. Todo esto ocurre cuando se está llegando al final de la campaña 2019-2020, a la que le queda un par de semanas de elaboración de Aove en las fábricas.

El ritmo de producción, aunque fue menor que el año pasado, ha estado cerca de las expectativas marcadas al principio de la temporada y alcanzaron las 980.000 toneladas en todo el país, teniendo en cuenta que aún queda unos días de enero y se podría llegar a final de mes con una producción acumulada por encima del millón. La Federación Española de Industriales Fabricantes de Aceite de Oliva quiere dejar claro que con esta cifra de producción, no hay elementos que justifiquen nuevos ajustes a la baja en los precios, pero tampoco hay indicios de que se puedan ver repuntes a corto plazo, sobre todo porque la climatología está acompañando este año al cultivo y la repercusión para la próxima cosecha puede ser muy buena. Por ello, tanto cooperativas como almazaras se están esperando para vender el aceite de oliva y también están pendientes de ver si llegan las medidas por parte de las administraciones, sobre todo con las licitaciones para el almacenamiento privado, que hasta ahora no ha sido una solución a la crisis de precios y sí un problema más para el sector oleícola. Aún así, ayer se abrió la tercera fase en la que las expectativas son mayores que las anteriores.

“Una nueva bajada llevaría a un nivel de precios ruinoso para la producción y entendemos que tanto la Junta de Andalucía como el Gobierno central tendrán que reaccionar y ceder a la presión, se aplicarían medidas que se utilizarían por parte de la producción para provocar una subida”, reseñaron desde Infaoliva. Hay que recordar que los olivareros preparan movilizaciones para el próximo 30 de enero con el objetivo de protestar por la grave situación que, actualmente, azota al sector, ya que el olivar no es rentable con los precios a los que se está vendiendo todas las categorías del aceite de oliva.

Fuente: Diario Jaén

Foto
precio_aceite